Si bien es cierto que el uso de camas de agua no est generalizado, el descanso sobre ellas encuentra algunas ventajas respecto a los colchones habituales. El agua se amolda perfectamente a la forma del cuerpo y, al esfumarse la resistencia del colch n, se favorece la circulaci n sangu nea.

Responder